viernes, septiembre 15, 2017

Nezahualcóyotl: el despertar del coyote de Antonio Guadarrama

Editado por Suma de letras, parte del grupo
Penguin-Random House, 2011.

Es realmente admirable la cantidad de información recopilada por Guadarrama (el autor) para el desarrollo de una novela coherente en todos los aspectos; incluso los diálogos y el estilo de discurso que usaban los habitantes originales coinciden con lo que narran las crónicas, códices y relatos (sí, hasta donde sabemos así era: rimbombante y lleno de fórmulas protocolarias). Sin embargo, el escrito adolece de un estilo literario primitivo, muy sencillo, casi infantil.

Aunque el estilo literario es un poco limitado y a veces raya en lo telenovelesco, la trama está muy bien desarrollada para mostrar los diferentes aspectos y relaciones entre los señoríos de la antigua Anahuac:

  •  Texcoco (acolhuas): Ixtlilxóchitl, Nezahualcóyotl, Tlilmatzin, Azcatl.
  •  Azcapotzalco (tepanecas): Tezozómoc, Maxtla, Tayatzin, Chichincatl, Chachaton.
  •  México-Tenochtitlan (mexicas): Chimalpopoca, Izcóatl, Moctezuma Ilhuicamina, Tlacaelel.
  •  Tlatelolco (tlatelolcas): Tlacateotzin, Cuautlatohuatzin.
  • Coyohuacan: Tlatolton.

La mayoría de estos personajes son parte de la historia y fueron reales. Hay otros ficticios como el enano espía Tlatolton, los ancianos Chichincatl y Chachaton o el campesino acolhua Azcatl.

Es la biografía novelada y semificticia del rey poeta: Nezahualcóyotl, el coyote ayunado. El escenario son los reinos del valle del anahuac, la región azteca.

Y los aspectos de la narración son principalmente dos: la guerra entre Azcapotzalco y Texcoco que dejó huérfano a Acolmiztli Nezahualcóyotl y la formeción de la triple alianza Tenochtitlán-Tlatelolco-Texcoco para combatir a Azcapotzalco y al cruel tirano Maxtla; aunque la narración está salpicada de subtramas telenoveleros y pasajes que destacan el papel de la mujer en el imperio azteca.



5587.48

martes, septiembre 12, 2017

Humanidad y sobrepoblación

Es en este siglo XXI que la humanidad enfenta su reto más formidable, peligroso y extraño: la sobrepoblación.



Es el más formidable porque nunca nos habíamos enfrentado a algo así y a sus implicaciones en todas la historia. La mayoría de las amenazas aparentes o reales que afectan el futuro (contaminación, calentamiento global, guerra, OGMs –Organismos Genéticamente Modificados–, etc.) son tan sólo un síntoma de la sobrepoblación humana (aparte de que este fenómeno acarrea consigo múltiples amenazas sanitarias y sociales: sobrepoblación de mascotas –muchas veces ferales– y fauna nociva, degradación social y violencia física y sicológica).
El argumento que más se usa para tratar de desdeñar el problema es establecer que toda la población humana podría caber en el estado de Texas, en Estados Unidos de América. Es tan fácil desarticular este argumento que lo considero un ejercicio oscioso, tan sólo mencionaré que el problema no es de espacio, sino de recursos y su distribución (también se puede aplicar el contra-argumento de que "y si mi abuelita tuviera ruedas, sería bicicleta" o de masturbación mental, pero no tiene caso llegar a esos extremos).

El punto que me llamó la atención y que quiero mencionar es el del apocalipsis IA. En el vox populi todavía ronda el fantasma del complejo Frankenstein, esto es, el temor de que nuestras creaciones se vuelvan contra nosotros, de que las IAs se organicen en una especie de Skynet y construyan robots asesinos tipo Terminator que exterminen  la humanidad; pero el verdadero apocalipsis ya lleva años ocurriendo, se está dando de forma muy diferente a lo imaginado y los humanos nos estamos adaptando muy lentamente.
Me refiero al desplazamiento laboral por parte de las IAs: las IAs están tomando todos nuestros trabajos. Desde principios del siglo 19 cuando los "anti-automatización" se autodefinieron como "luditas" y empezaron a destruir máquinas (principalmente telares) y quemaron fábricas hasta llegar al "Unabomber" (Ted Kacynsky) que enviaba cartas-bomba porque consideraba que la revolución industrial había echado a perder la humanidad, siempre ha habido intentos (a veces violentos y a veces de protesta) de parar a las máquinas. Mala idea. El avance de la civilización no se puede parar. Cierto que los telares mecánicos y la automatización textil dejó a muchos sin trabajo, pero actualmente podemos disfrutar telas elásticas, que no se arrugan, impermeables, que no se encogen, en fin,sin los límites que se tenían antes; a fines del siglo 19 había muchas personas cuya profesión era "calcular" o "computar" (las computadoras eran principalmente mujeres empladas por el Imperio Británico), hoy todas nuestras computadoras son máquinas electrónicas totalmente fiables y capaces de hacer miles de millones de cálculos en un segundo, pero hoy ya no existen las mujeres (u hombres) computadora. En unos cuantos años (unas cuantas décadas, en el caso de México), van a empezar a dominar los automóviles de conducción automática, es decir, autos conducidos por máquinas, por IAs: van a disminuir en más del 90% los accidentes automovilísticos, todos los viajes van a ser mucho más seguros sin importar el estado de salud física o sicológica del conductor (cansancio, intoxicación, enojo, frustración o simple distracción), el transporte de combustibles ya no va a implicar un peligro mayor y van a poder hacerse con gran eficiencia y seguridad (obviamente, la seguridad nunca va a llegar al 100%), pero esto implica que ya no va a haber choferes o transportistas humanos. Se va a cerrar esa vía laboral, lo que implica un gran aumento de problemática social.

Y a pesar de todo lo que se nos viene encima, seguimos aumentando la presión y densidad social. Es claro que hay vias de reordenación laboral, pero no sé si son suficientes o tienen suficiente capacidad para todos.

Nadie puede predecir el futuro o lo que va a pasar, pero lo que es seguro es que los tiempos futuros van a ser muy interesantes.

5584.59

domingo, julio 31, 2016

Leído: Protagonistas de la historia de Muy Interesante México.








Es solamente un recopilado de las biografías de varios personajes que han tenido peso dentro de la historia humana, con la información más relevante para cada uno, sin profundizar ni hacer juegos literarios.














5232.38

lunes, enero 04, 2016

Leído: MAFALDA Y EL ESPACIO de Quino

MAFALDA Y EL ESPACIO MAFALDA Y EL ESPACIO by Quino
My rating: 4 of 5 stars

Pequeño librito recopilatorio, especial para todos los seguidores de Mafalda: otra vez llena sus tiras de diversión y reflexión, ovnis, platillos volantes, la exploración espacial y la Luna y los selenitas.

View all my reviews

5051.80

jueves, noviembre 26, 2015

Leído: Rashômon de Ryunosuke Akutagawa.





Los cuentos incluidos en el libro se escribieron a principios del siglo XX (1915-1922). Akutagawa fue un escritor muy extraño, atormentado y de estilo extravagante para su época cuya producción literaria se puede describir como “neorrealista”, sus cuentos tiene una fuerte carga ética y moral. Es de notar que la película “Rashômon” de Akira Kurosawa se basó en sus cuentos“Rashômon” y “En el bosque”. Akutagawa terminó suicidándose en 1927. Los cuentos son:
















* Rashômon.
Estamos en el medioevo japonés, justo en una época de pobreza y desesperación: Tokio ha sido golpeado por un terremoto, un tifón, sequía y la consiguiente hambruna por la destrucción de las cosechas. Un pequeño santuario conocido como Rashômon ha quedado en el abandono y el olvido debido a la emergencia y pobreza social que se vive. Toda madera extraible ha sido robada para ser vendida como leña, el lugar es usado como refugio y escondite para ladrones y asesinos y como no es vigilado, amontonan ahí a todos los cadáveres de las personas que asaltan y asesinan. La narración se centra en un exsirviente de samurai que acaba de ser despedido debido a la pobreza generalizada. Empieza a pensar que su única salida es convertirse en ladrón, idea que le causa repulsión moral. En ese momento oye ruidos en el montón de cadáveres, se asoma y ve a una anciana que le está desprendiendo el cabello, pelo por pelo, al cuerpo de una mujer. Inundado por un asco moral casi indecible, el exsirviente se planta frente a la anciana y le empieza a reclamar por su robo. La anciana le explica que en vida fue una mala mujer, y ya muerta está bien que ahora le robe el cabello. El exsirviente lo piensa un poco y le dice “entonces, no te importará que te robe ¿verdad?” y le roba lo único que lleva: el kimono, dejándola completamente desnuda en el oscuro y húmedo Rashômon. El cuento termina con el exsirviente, ahora ladrón, alejándose rápidamente en medio de la oscuridad.

Ladrón que roba a ladrón ¿tiene 100 años de perdón? ¿Y si otro ladrón le roba al ladrón de los 100 años de perdón? ¿También tiene otros 100 años de perdón o algo así? ¿No sería mejor tomar en cuenta que pensar así lleva a la disolución social y la decadencia moral?

* La nariz.
Otro cuento extrañamente ético y sutilmente moral. Todavía en el Japón medieval, ahora en un
templo budista, el monje de más alta jerarquía también se distingue por su nariz descomunal. De 16 cms y que le llega hasta debajo del mentón, es un incómodo colgajo de carne que le hace sentir atrozmente ridículo. El monje trata de averiguar por todos los medios posibles cómo reducir el tamaño de su nariz hasta que un día se entera del remedio de un médico chino para reducir narices grandes: el remedio es simplemente hervirlas y pisotearlas hasta que alcancen el tamaño deseado. Con la ayuda de uno de sus discípulos aplica el remedio a su nariz y, efectivamente, reduce su tamaño. Pero a los pocos días el monje empieza a notar algo: todos los que tratan con él se ríen a sus espaldas. Los de más alta jerarquía lo tratan con cortesía y deferencia, pero a su espaldas emite risillas apagadas y apenas contenidas. Sus discípulos y gente de menor jerarquía social de plano estallan en carcajadas apenas él les da la espalda. Insoportablemente mortificado, empieza a desear fervientemente que su nariz regrese al tamaño descomunal que tenía antes. Y un día amanece otra vez con su nariz descomunal. Akutagawa hace una sutil (muy sutil) sugerencia de que el remedio del médico chino sólo fue temporal. En realidad esto no importa, creo que lo importante es la sutil lección que nos deja: ¿realmente queremos lo que deseamos? Si tenemos algún defecto (físico, moral, intelectual), ¿nuestro deseo realmente es corregirlo? ¿Y si estando “normales” nuestra vida es peor? Ya lo dijo Gandalf el Gris: “ni los más sabios saben a donde llegan todos los caminos”.

* En el bosque.
Este es el cuento en el que se basa la trama principal de la película de Kurosawa: En un claro del bosque se ha cometido un crimen. Un campesino encuentra el cadáver de un hombre, un samurai. El Kebushi junta a varios testigos y personas involucradas con el crimen: el leñador que encontró el cuerpo, un sacerdote budista que vio al samurai y su esposa en la mañana, antes del crimen, el policía que capturó a Tajômaru, el bandolero que asaltó y asesinó al samurai, la suegra del samurai, es decir, la anciana madre de la esposa de Takejiro, el samurai, de nombre Masago, y al propio bandido Tajômaru; también se incluye la declaración de Masago, la esposa,que se refugió en el Templo Shimuzu y por último, la de Takejiro, el samurai muerto, en boca de una medium. Los testigos tan sólo describen las circunstancias que los relacionan con el crimen. Cómo el leñador encontró el cuerpo, cómo capturó el policía a Tajômaru, los datos acerca del samurai y su esposa que da la anciana; pero lo principal es la versión de los hechos que cuentan los involucrados: aunque los hechos son lo mismos, cada uno relata los hechos según su punto de vista. A diferencia de la película, en el cuento no hay conclusión ni una segunda versión del leñador; solamente queda como ejemplo de que la verdad se relata según la perspectiva de cada uno de los testigos.

* Kesa y Moritô.
Más que un cuento, una narración bastante extraña. Personalmente la tomé como una sutil crítica al rígido sistema de jerarquías y actitudes sociales que rigen aun hoy en Japón. Moritô es un hombre que un día ve a Kesa, una mujer casada y la convierte en objeto de sus fantasías sexuales; el deseo llega a ser tan intenso que la seduce y la posee. Pero una vez satisfecho su deseo, Moritô se da cuenta que Kesa no es una mujer valiosa, ni admirable, y por supuesto no está enamorado de ella; ni siquiera quiere ser su amante. Pero, por alguna razón, tiene que seguir con ella, hacerla su pareja e incluso asesinar al esposo de Kesa, cosa en la que ella está de acuerdo, por las mismas razones que Moritô, esto es, sin saber realmente el porqué. Tampoco ama a Moritô, y está plenamente consciente que él tampoco la ama. Su desliz con Moritô fue una simple travesura, y ahora que ya satisfizo su curiosidad, solamente le queda seguir el camino socialmente aceptado. La primer parte del cuento es el monólogo de Moritô, explicando toda su extraña historia, con sus reflexiones e introspecciones. Y la segunda parte es el monólogo de Kesa, también narrando los hechos desde su perspectiva, exponiendo sus sentimientos y reflexiones.

* El biombo del infierno.
Este relato está estructurado como crónica más que como cuento, es el más extenso y, al igual que el relato “ Kesa y Moritô”, destaca más por las descripciones del Japón medieval y su rígida estructura social. Se nos anuncia que la anécdota principal del relato es la que relata los hechos del biombo del infierno, pero para poderla apreciar y entender se deben narrar las anécdotas que dan contexto a la historia, sus personajes, actitudes, ideas, etc. Todo ocurre en el castillo de un señor feudal, el señor de Horikawa; hombre admirable y de gran carácter. En el relato se cuenta la vida y el carácter del pintor Yoshihide, encargado de pintar el biombo. Este pintor, huraño, perverso y solitario tenía solamente dos cosas que le importaran en el mundo: su arte y su hija, afable, simpática y tan diferente a su padre que ganó el afecto del señor de Horikawa. Una de las características más extrañas y extravagantes del pintor Yoshihide era su gusto por lo extraño, lo grotesco y lo feo: pintaba a las figuras religiosas como si fueran vagos, mendigos, prostitutas, etc., pero tenía un gran talento y sus pinturas y dibujos muy apreciados. Después de algunas anécdotas y narraciones donde el autor establece la forma de ser de Yoshihide y su hija, llega la historia final: el señor de Horikawa encarga a Yoshihide pintar un biombo que represente el infierno, el biombo del infierno, dado que está al tanto de sus aficiones y talentos. Pero sucede que Yoshihide tiene que ver escenas muy parecidas a sus escenas infernales para poderlas pintar con maestría, así se narra como Yoshihide tiene una caja llena de serpientes y consigue un búho amaestrado para que simule un ataque a uno de sus pupilos, entre otros incidentes y anécdotas, hasta que lega a la escena final: una lujosa carroza que cae contra el piso envuelta en llamas con una dama aterrorizada en el interior. Yoshihide quiere ver algo así para poder pintarlo y terminar su biombo del infierno. El señor de Horikawa accede a desbarrancar su carroza e incendiarla con una dama dentro para que Yoshihide pudiera ver la escena y pintarla. Cuando todo está listo, Yoshihide se da cuenta que la dama en la carroza es su hija. Al principio mira con horror e impotencia, pero después observa con fascinación cómo cae la carroza desbarrancada en llamas y con una dama aterrorizada dentro. Al final, Yoshihide termia su biombo del infierno, entrega su obra maestra y se suicida colgándose de un árbol. ¿Enseñanza moral? ¿El relato es admirable por sus retratos del Japón medieval? Yo no lo sé y creo que aquellos que lean “Rashomôn y otros cuentos” podrán tener diferentes perspectivas de la literatura de Akutagawa.

5018.11

lunes, octubre 26, 2015

Leído: “Cuentos de Ray Bradbury”, historias de Bradbury adaptadas al cómic, editorial Norma/CIMOC

Ray Bradbury cuentos by Ray Bradbury
My rating: 5 of 5 stars

Con toda una pléyade de dibujantes (supongo que casi hasta se pelearon por participar) como:
* Mike Mignola
* Dave Gibbons
* Richard Corben
entre muchos otros no tan famosos, pero igual de buenos.
CIMOC fue una revista de historietas española, muy dentro del estilo de Metal Hurlant y Heavy Metal; sobrevivió hasta 1995 y actualmente su nombre se usa en el portal web de Norma Editorial.

El Dragón, ilustrado por Vicente Segrelles.
En un páramo solitario, un par de caballeros andantes llegan para cumplir su misión: matar a un dragón. Es un dragón temible y poco común, sin embargo, tiene mil ojos ciegos iluminado por las llamas del infierno, una coraza protectora impenetrable a cualquier lanza o flecha, siempre está en una veloz carrera hacia ninguna parte y emite un sonoro, agudo y desagradable aullido que se puede oír en toda la comarca. Todos los caballeros que han intentado matar al dragón han muerto en el intento, los rumores se han esparcido debido a los escuderos que han logrado sobrevivir a tan sobrecogedora visión. El caballero del cuento enfrenta su misión con determinación y valor, aunque su escudero está seguro del fracaso y la muerte.
Repentinamente, oyen a lo lejos el aullido del dragón que se acerca, así que el caballero se prepara para llevar a cabo su mortal enmienda.
Envuelto en la neblina, aullando estridentemente y con sus mil ojos iluminados, aparece el dragón, moviéndose veloz en su carrera a ninguna parte. El caballero lo embiste con su lanza, pero el dragón es verdaderamente formidable: el golpe de la lanza no lo afecta ni desvía de su carrera, en cambio, el caballero es lanzado de su montura, lejos, malherido y con el fracaso encima.
Dentro del dragón, el par de maquinistas apenas perciben la embestida de un hombre a caballo, hablan entre ellos del extraño fenómeno de que en ese páramo aparecen hombres con vestimentas extrañas que inútilmente embisten la locomotora, por eso siempre tocan el silbato apenas se acercan a ese páramo, para anunciar que van a pasar.
Por cierto, los mil ojos iluminados son el faro central de la locomotora y las ventanillas de los vagones.
Bradbury nos presenta la idea de que hay lugares donde se encuentran vórtices o distorsiones espacio-temporales, donde el pasado se encuentra con el presente (o el presente con el futuro, desde el punto de vista de los caballeros andantes).
Vicente Segrelles es un dibujante español muy apreciado y famoso en Europa. Es un ilustrador muy técnico que trabajó ilustrando revistas técnicas y científicas en la década de 1970s, poco a poco empezó a ilustrar portadas de revistas y libros de ciencia ficción y fantasía hasta que a principios de los 80s decidió dedicarse de lleno al cómic. Su trabajo más popular y aclamado es el cómic “El Mercenario” (creo que el último volumen que publicó fue el 13 en 2004).


Ven a mi sótano, guión y dibujos de Dave Gibbons.
El viejo y conocido tema de la invasión extraterrestre, pero tratado de forma increíblemente sutil y sin concesiones al lector, casi forzándolo a usar su imaginación para completar la trama.
En un día normal, en un suburbio estadounidense normal. Con una familia normal, con sus ocupaciones y rutinas normales, no ocurre nada anormal, aparentemente.
Poco a poco se va desenmarañando la trama y el personaje principal se da cuenta que una pequeña y aparentemente inocente bandeja de champiñones que sobreentusiasma a los adolescentes en realidad son una especie de instrumento de control mental. La charola de champiñones llega mediante paquetería de entrega inmediata y los adolescente que la reciben se entusiasman mucho porque el fabricante promete que son de crecimiento ultrarrápido y que solamente necesitan un lugar húmedo y oscuro para prosperar. Los chicos se entusiasman tanto que presionan a los adultos para que los prueben y coman.
Pero aquellos que comen los champiñones dejan de ser ellos mismos. No es una amenaza, no parece peligroso, pero a nadie le gustaría olvidarse de quién es y a quienes quiere.
El cómic cierra con el personaje principal entrando al sótano donde su hijo ha cultivado sus champiñones, dispuesto a probarlos.

Dave Gibbons es un dibujante de origen inglés que formó parte de la “ola inglesa” que revitalizó a Marvel y DC en la década de los 80s del siglo XX. Aunque ha estado muy activo y ha participado en muchos cómics, su fama principal está cimentada en sus colaboraciones con Alan Moore y sobre todo, con su obra maestra, “The Watchmen”.


Encuentro Nocturno (de Crónicas Marcianas), guión y dibujos: Daniel Torres.
Esta historia ocurre dentro del contexto de “Crónicas Marcianas”: los humanos han colonizado Marte y viven en el planeta como si se tratara de un territorio virgen y salvaje (no muy científico porque la gravedad es igual a la terrestre, la atmósfera es respirable, la presión, los gases atmosféricos, etc., pero la fantasía es perfectamente disfrutable). Un hombre se dirige a una fiesta en una ciudad cercana, y en el camino se topa con un marciano que también va a una fiesta. Cuando el humano lo observa bien, se da cuenta que el marciano es transparente, ¡es un fantasma!, pero para el marciano, el humano es el transparente, el fantasma y él es real. Hablando entre sí, el humano se da cuenta de que el marciano sigue viendo a Marte como un bosque, con mares y ciudades, así que supone que es una aparición del pasado. Pero desde el punto de vista del marciano, el terrestre es el que sigue viendo a marte como un desierto con algunas ciudades humanas, como si viniera del una época pasada en que no había vida en Marte.
Quizá lo que es pasado para uno, es el futuro para el otro, ¿quién sabe? Simplemente se despiden amistosamente sin llegar a conclusiones.
Otra vez Bradbury nos presenta lugares donde se encuentran y se mezclan pasado y futuro.

Daniel Torres es un dibujante español cuyo trabajo es bien conocido y popular en Europa. Su obra más conocida es Rocco Vargas, aunque también ha trabajado en Estados Unidos, destacando la obra “The Spirit” donde hizo mancuerna con Alan Moore.
Es de destacar su estilo artístico muy parecido al estilo de dibujo de Moëbius.


Tyrannosaurus Rex, guión y dibujos: Toni Garcés.
Un pequeño cuento que muestra el humor desenfadado e ingenioso de Bradbury en una historia homenaje a Ray Harryhausen.
El cuento está centrado en Terwilliger, talentoso maquetero y mago de los efectos, especializado en las miniaturas la animación stop-motion y sus desavenencias con el avaricioso productor Clarence, que lo hostiga, para que “termine rápido y haga al Tirannosaurus Rex verdaderamente monstruoso”. Sin embargo, debido a la insoportable presión, Terwilliger anima al tiranosaurio basándose en las actitudes y el aspecto de Clarence que lo despide apenas se da cuenta de lo que pasa.
Sin embargo, la película está casi terminada y hay gente que ya ha invertido dinero en ella, así que debe terminarse y estrenarse. El abogado de Clarence se le ocurre una pequeña estratagema: le dice a Clarence que hizo al tiranosaurio basándose en él porque en realidad el sr. Terwilliger lo admira mucho. Clarence queda convencido y feliz, deja que Terwilliger termine la película y el día del estreno una niñita le pide un autógrafo. Clarence, exultante y feliz no sabe que la niñita es la hija menor del abogado que fue convencida para que la estratagema se cerrara con broche de oro.

Toni Garcés en un dibujante español que se ha desarrollado más como ilustrador; su participación como historietista se dio durante el boom del cómic adulto en España (1967-1986), aunque también ha llegado a publicar muchos trabajos en catalán y español.


La ciudad, adaptación y dibujos: Mike Mignola.
Una historia verdaderamente intrigante, misteriosa y espeluznante totalmente adecuada para el lenguje gráfico-secuencial de Mignola.
En un planeta anónimo, después de 20,000 años desde su descubrimiento de parte de los humanos, éstos regresan a investigar para poder colonizar. Pero 20,000 años (200 siglos) son demasiado tiempo y los humanos han olvidado que en ese planeta había vida, lo habitaba una raza antigua y sabia que entró en guerra con la humanidad y fue borrada mediante guerra bacteriológica. Lo que tampoco saben ni se imaginan es que una de las últimas cosas que hicieron esos seres antes de desaparecer para siempre fue construir la ciudad como una sola entidad robótica y con una avanzada inteligencia artificial, construida con un sólo fin: vengarse de la humanidad. Así que la ciudad poco a poco va capturando a los exploradores y los convierte en organismos cibernéticos con una sola misión preprogramada: buscar las últimas bombas bacteriológicas existentes, cargarlas en su cohete y viajar directo a la Tierra.

El estadounidense Mike Mignola es increíblemente popular y famoso por su cómic Hellboy iniciado en 1994 y que ha generado multitud de spin-offs, además de 2 películas (hasta ahora, se rumora la 3a) y 2 filmes animados que se distribuyeron directamente en video, aunque antes de Hellboy trabajó como ilustrador en otros cómics y ha trabajado tras bambalinas en varias películas, animadas y de acción real (hay que destacar su trabajo como ilustrador en Bram Stocker's Dracula de Coppola (1992).


A punto de explotar, ilustrado por Sean Phillips.
Un cuento sicológico típicamente Bradburiano, basado en una estadística bastante sorprendente: el índice de criminalidad aumenta conforme aumenta la temperatura. Dos ancianos se dedican a observar a la gente, a especular sobre sus emociones, lo que los mueve, lo que los motiva, lo que los hace felices o los pone tristes o lo que los hace enojarse, lo que los hace salirse de sus casillas. Un día les llama la atención el comportamiento de una señora que se la vive de mal humor. Siempre está enojada y tiende a mostrarle su mal humor e impaciencia a todo el que encuentre en su camino; los ancianos ya saben a donde conduce este tipo de comportamiento, va a causarse daño a ella misma o a alguno con los que se crucen en su camino por lo que deciden tomar acción, advertirle de las consecuencias y tratar de prevenir tan fatal desenlace. Se presentan y le explican paciente y detalladamente las causas de su pérdida de control, su mal humor y sus posibles consecuencias. Pero como es previsible, la señora del mal humor los acusa de estarla espiando y los corre de su departamento. Los ancianos, decepcionados y asustados ven entrar al departamento al esposo también con modales ásperos y violentos; totalmente impotentes, se sientan en una mesa del café que está frente al edificio a esperar el fatal desenlace.

Sean Phillips es un historietista británico que ha trabajado en diversos cómics ingleses y estadounidenses. Formó parte de la “invasión inglesa” de los 80s en el mundo de los cómics en DC y Marvel. Su participación más notable fue en Hellblazer.


Trozo de madera, guión y dibujos Mark Chiarello.
Otro relato de fantasía sicológica, ahora basada en el instinto de agresividad humano y de nuestra futilidad al tratar de imponer la paz.
Dos hombre están un una oficina, hablando. Uno de ellos está sentado, como si fuera acusado de algo, es el sargento Hollis; el otro está de pie, es su comandante. El sargento pregunta que qué pasaría si pudiéramos conseguir la paz mundial, si realmente pudiésemos inutilizar todas las armas del mundo. El comandante le está explicando que eso sería una tragedia de proporciones colosales. Cada país pensaría que es el único desarmado, y su indefensión provocaría suicidios en masa; todas las bolsas de valores colapsarían. ¿Y si fuera inútil volver a hacer armas y rearmarse nuevamente? La humanidad seguiría en guerra aunque fuera a puñetazos y patadas, contesta el comandante.
La violencia y agresividad natural de la humanidad no pueden cancelarse.
Cuando el sargento le revela que realmente ha inventado una forma para oxidar todo metal, de inutilizar todas las armas de forma permanente, el comandante no le cree, aun cuando el sargento le muestra el dispositivo móvil que logra este efecto pero que aparentemente no causa efectos perceptibles.
El comandante empieza a escribir una recomendación médica y lo envía con el doctor de la base, pensando que el pobre ya ha perdido la cordura. Hasta que trata de sacar su pluma del bolsillo para apuntar algunos datos y no puede porque la pluma está oxidada más allá de cualquier reparación. Con sorpresa y angustia se da cuenta que es cierto: el sargento va a oxidar todas las armas y va a terminar con la guerra. Desesperadamente se comunica con el puesto de control y les dice que abatan al sargento a tiros, sin preguntas. Tan sólo que lo maten, pero contestan que no pueden porque sus armas están oxidadas. Trata de tomar su pistola, pero está oxidada. Mira su silla y se da cuenta que es de madera, una buena, dura y resistente madera, asi que la rompe, le quita una pata para usarla como garrote y va en busca del sargento.

Mark Chiarello es un pintor y dibujante estadounidense que se desempeña más como editor de cómics que como historietista. Aunque ha participado en algunos números de Batman y Hellraiser, ha trabajado más tras bambalinas como colorista de Hellboy y como editor de casi todos los ejemplares de la polémica Before Watchman.


La bruja de abril, adaptación y dibujos: Jon J. Muth.
Fantasía onírica y de gran belleza estética típica del estilo original y casi inimitable de Bradbury.
Cecy Elliot es una bruja que vive en Illinois, pero no es una bruja clásica del folklore anlgosajón: vieja, verdosa y llena de verrugas. Tampoco es una hechicera sexy y divertida tipo Vampirella. Es simplemente una chica como cualquier otra que tiene el poder mágico de desprenderse de su cuerpo huesudo y habitar cualquier otra entidad: piedra, planta, insecto, flor…, lo que sea, para recorrer mundo y vivir aventuras. A los 17 años tiene unas ganas tremendas de vivir y enamorarse, así que una noche abandona su cuerpo y vuela (obviamente NO en escoba) en busca de aventuras. Va a una chica de 19, Ann Leary, sacando agua de un pozo; llena de curiosidad le empieza a hablar diciendo que es el viento, una hoja que cae al pozo, una gota de agua que Ann bebe con avidez, mientras Cecy cohabita el mismo cuerpo que Ann. En eso aparece Tom, un vecino de Ann y enamorado de ella, aunque a ella no le atrae y le es indiferente. Cecy, con su impulso juvenil, se enamora locamente de Tom.
Así que Tom tiene que tratar con la que cree que es Ann y que es y no es, a una invitación a un baile, le contesta que no y luego que sí, que se muestra distante, pero cariñosa. Debido a que Tom ya a conseguido un trabajo lejos de ahí, Ann (y Cecy) le dan un beso de despedida y le hacen prometer que visitará a Cecy Elliot, una amiga de Ann. Tras eso, Cecy (y el cuerpo de Ann) le dan un beso lleno de pasión antes de que Cecy abandone el cuerpo de Ann y regrese a su pueblo.
La historieta cierra con Cecy en su casa, llena de ilusión, esperando la visita de Tom.

Jon J. Muth es un artista estadounidense que trabaja más como ilustrador de cómics li libros para niños que como historietista. Aunque su obra principal es artística y de libros para niños, ha participado en muchas historietas estadounidenses de Marvel y DC, así como editoriales independientes.


El verano de Picasso, ilustrado por John Van Fleet.
Otra vez una fantasía sicológica, pero al contrario de la exploración de nuestros puntos oscuros, polémicos y triste como “A punto de estallar” y “Trozo de madera”, aquí se destacan los puntos más nostálgicos y sublimes del alma humana.
George y Alice Smith son una pareja de mediana edad estadounidense que viajan como turistas a las playas de Biarritz (sur de Francia, casi en la frontera con España). Él es un aficionado al arte, específicamente a la pintura. Muy específicamente, a la obra de Pablo Picasso. De hecho ha elegido ese lugar para vacacionar porque es el pueblo donde Picasso pasa sus vacaciones.
Él está casi obsesionado con Picasso, ella ni siquiera puede pronunciar correctamente el nombre.
Acostados en la solitaria playa, a él le entra un ataque de nostalgia por el arte, así que Alice le recomienda que se bañe en el mar y se relaje mientras ella regresa al hotel.
George entra al agua para bañarse, cuando a lo lejos ve a un hombre bajito y calvo que camina lentamente por la playa. El hombre encuentra un palito de paleta abandonado y semienterrado en la arena y tras echar un vistazo a su alrededor para asegurarse que estaba solo, empieza a hacer un dibujo en la arena empuñando el palito. De un solo trazo y usando la arena como lienzo hace un dibujo de varios metros ilustrando sus obsesiones: caballos, toros, mujeres…., todo en una orgía de armonía y movimiento.
George sale del mar para ver de cerca al viejo que está dibujando en la arena como un chiquillo. Sin embargo, mientras se aproxima y alcanza a ver a Picasso y su dibujo, cómo las figuras iban cobrando vida conforme se las dibujaba, queda totalmente paralizado y sorprendido.
Picasso sigue absorto en su obra hasta que la termina, hasta entonces se percata de su anonadada y muda compañía. Le mira fijamente con cara divertida y se encoge de hombros como para decir “es una travesura infantil, soy un viejo tonto…, ¿qué le vamos a hacer?”
George está totalmente paralizado ante aquella maravilla;a duras penas puede musitar el nombre del artista; aunque internamente está pensando cómo preservar aquella obra maestra (¿ir por una pala, cavar y llevarse ese pedazo de playa?, ¿ir por su cámara para tomarle algunas fotos aunque solamente sean un pálido reflejo de la obra tomadas por un turista aficionado?), su cuerpo sigue paralizado, su expresión anonadada mientras su mirada sigue fija en el dibujo. Picasso se le acerca y lo mira con simpatía, casi adivinando lo que piensa. Se despide escuetamente y se aleja caminando lentamente por donde vino.
George sigue paralizado, viendo fijamente la obra y sin poder hacer nada, hasta que al fin el sol se pone y la luz se va.
La historieta cierra cuando George regresa al restaurante del hotel donde ya lo está esperando su mujer. Él pregunta que si puede oír ese sondo, al que ella le responde ¿cuál?.
“El de la marea que sube”.

John Van Fleet es un historietista e ilustrador especializado en la ilustración y en el dibujo de portadas de cómics y juegos de video (Atari Games), aunque su poularidad radica principalmente en que ha ilustrado varios libros de Star Wars.


El sonido de un trueno, guión y dibujos: Richard Corben.
Y finalmente tenemos uno de los cuentos más famosos de Ray Bradbury que incluso mereció un capítulo de los Simpson (Treehouse of horror V, segmento “Time and Punishment” donde Homero trata de componer una tostadora y en vez de eso inventa una máquina del tiempo) y sirvió de inspiración a una película hollywoodense (“El sonido del trueno”, 2005), espectacular y llena de efectos, pero de poco interés.
En 2055 existe una compañía llamada “Safari en el Tiempo S.A.” que lleva a turistas a cazar un dinosaurios en el pasado. Un cazador llamado Eckels decide pagar un safari y viajar en el tiempo para cazar un tiranosaurio. El controlador del safari le advierte que es una empresa muy peligrosa, ya han muerto varios cazadores y algunos guías y sobre todo no deben tocar nada del pasado, no dejar nada ahí y no traer nada al presente. Lo único que se permite es una fotografía del cazador con su presa ya muerta. La máquina del tiempo incluso despliega un sendero metálico hecho de un metal antigravitatorio para que la expedición ni siquiera toque el suelo y no interfieran en nada, por lo que se le advierte al cazador que no debe salir del sendero y dispararle solamente al animal indicado, puesto que el guía ya ha viajado como observador y sabe que el animal morirá por causas naturales.
La expedición viaja en el tiempo varios millones de años hasta el tiempo de los dinosaurios, la máquina despliega su sendero metálico y los viajeros salen con trajes temporales, totalmente esterilizados y con máscaras de filtro de aire dado que ni siquiera los gérmenes deben quedar en el pasado, eso sería mortal.
Ante la imponente visión de un tiranosaurio real que los ataca al verlos, Eckels se acobarda y retrocede saliéndose del sendero y cayendo hacia atrás sobre la hierba; el resto de la expedición dispara al tiranosaurio y lo mata, apenas unos segundos unos minutos ante de que un árbol viejo cayera sobre el animal y le causara una muerte natural. Sin embargo, el guía se enoja mucho con Eckels y le dice que retire todas las balas del tiranosaurio porque no pueden dejar nada atrás.
Ya en la máquina del tiempo en el viaje de regreso a su presente, el guía le grita a Eckels que lo matará si su torpeza y cobardía han causado algún cambio temporal en 2055.
Cuando llegan, todo parece normal, con excepción de pequeños cambios en los edificios…, mientras más observan, se dan cuenta que los cambios son más y más profundos: la gente viste y actúa diferente, la ortografía en los letreros es diferente hasta que preguntan quién ganó las elecciones y se enteran que fue un candidato tiránico y extremista. Ante esto, se examinan mutuamente y se dan cuente que la bota de Eckels tiene barro y una mariposa aplastada. Eckels reconoce que la pisó sin darse cuenta y le pide al guía que viajen otra vez al pasado, que la revivan, que no es posible que algo tan pequeño…
Pero el guía levanta su arma, quita e seguro y…, lo último que oye Eckels es el sonido de un trueno.


 Richard Corben es uno de los historietistas más conocidos y populares en el medio comiquero a nivel mundial, empezó a trabajar a principios de la década de los 70s del s. XX con mucha obra autoral, fue una de las piezas fundamentales del cómic para adultos de fantasía y CF, en 1978 empezó a publicar su obra cumbre, Den o la saga de Neverwhere. Sus obras han sido publicadas en las revistas Creepy, Eerie, Vampirella, Heavy Metal, 1984, Comix International, aunque su obra y participaciones son extensas y casi incontables.

sábado, octubre 24, 2015

Leido: Antología de Narrativa Gráfica (Jóvenes creadores, generación 2014/2015) tomo 1

Antología de Narrativa Gráfica (Jóvenes creadores, generación 2014/2015) tomo 1 by Augusto Mora, Beli, Carlos Vélez Aguilera, Juanele, Luis Safa
My rating: 5 of 5 stars

Realmente muy recomendable, es una edición de divulgación cultural promovido por el FONCA (FOndo Nacional para La Cultura y las Artes), parte del CONACULTA (COnsejo NAcional para la CULTura y las Artes) de México. Los relatos son:
* Encuentro en la Tormenta de Augusto Mora. Historite con formato bastante convencional que cae dentro de la fantasía mexicna, aunque en la antología parecería que el cuento se uedó a la mitad.
* El Estruendo del silencio de Beli. Interpretación gráfica de uno de los pasajes de la novela corta "El Estruendo del Silencio" de BEF: un robot tiene un sueño.
* La Ciudad de los Palazos de Juanele. Otra historieta convencional aunque muy divertida y ligera. Basada en leyenndas y tradiciones del virreinato en México; aunque también parece cortarse antes de terminar.
* Teresa Urrea, Santa de Cabora de Luis Safa. Visión descarnada y personal de la vida en Cd. Juárez (lugar de los feminicidios mexicanos) a través de la visión gráfica de Safa.
* Salón Destino de Carlos Vélez Aguilera. Interetación hemosamente estética y onírica de los deseos más atesorados de los humanos: la felicidad y el amor; aparte de un manejo gráfico no verbal (que sin embargo lo dice todo y más), la estética del color hace que sea un trabajo verdaderamente memorable. Quizá el mejor elemento de la antología.

Esta antología puede leerse gratuitamente en el sitio del FONCA para novelas gráficas.